Este hombre siempre nos había contado los miércoles en el bar, cuando quedábamos toda la peña, que tenía una sobrina adoptada mulata que era muy cariñosa, pero nunca nos imaginábamos que era tan excesivamente cariñosa hasta tal punto que le hacía mamadas a su tío y encima disfrutando como sólo ella sabe disfrutar, terminando con toda la boca empapada en saliva, menuda guarra son las negras como ella.

⇓ Descargar Vídeo HD